Colegio
Empresarial de los Andes

Cerrar

¿Qué se debe enseñar en el siglo XXI?

El experto español se ha dedicado a la investigación sobre educación desde hace muchos años. En el proyecto Escuela21, por ejemplo, recorrió escuelas y colegios para compartir y divulgar las experiencias pedagógicas que se estaban desarrollando en las aulas. Porque en su opinión, desde los salones, se hacen los verdaderos cambios en los sistemas educativos. Así es que Semana Educación decidió entrevistarlo para conocer su experiencia.

Semana Educación: ¿Cómo transformar e innovar en educación?

Alfredo Hernando: La unidad de cambio de los sistemas educativos es la escuela. Cuando hablo de la escuela me refiero al equipo de profesores que la conforman. Hemos vivido un momento muy grande de informes institucionales, pero hace falta recuperar el papel de la escuela y del aula. Es de salón en salón donde se replican las buenas prácticas. No es en el conjunto del sistema. El sistema es muy grande; los ministerios de educación, por ejemplo, dependen de otras cuestiones, políticas y burocráticas. En cambio, el aula puede servir como un espacio de laboratorio de innovación y pedagogía.

Alfredo Hernando estará presente en la Cumbre Líderes por la Educación, el mayor evento del sector en el país, que se celebrará en Bogotá el 14 y 15 de septiembre, para hablar sobre la importancia del contenido y el currículo en los sistemas educativo

S.E.: Se habla mucho de las transformaciones necesarias en la educación del siglo XXI. Muchos aseguran que la escuela tiene que actualizarse y adaptarse al nuevo milenio, como si la educación del pasado ya no sirviera. ¿Usted qué se puede rescatar de la educación pasada?

A.H.: Hay un debate falso entre escuelas tradicionales y escuelas innovadoras. Gran parte de las innovaciones del siglo XXI se fundamentan en las del siglo XX y XIX. Las pedagogías del siglo XXI existen porque son un crecimiento de lo que se ha planteado antes. Si María Montessori levantara la cabeza hoy, también utilizaría robots para trabajar con sus alumnos. Pero ella vivió hace un siglo y se centró en algo fundamental, la autonomía de los estudiantes para centrar el aprendizaje en ellos, y lo hizo con las herramientas de su tiempo. Estamos en un momento de crear, de inventar y de consolidar pedagogías pasadas.

S.E.:En América Latina hay una obsesión por conseguir buenos resultados en las pruebas internacionales. Se incentivan los conocimientos en ciencias, matemáticas, y comprensión de lectura, pero se han descuidado las competencias socioemocionales. ¿Qué opina sobre este enfoque?

A.H.: Hay dos grandes retos que tienen las escuelas y los sistemas educativos. El primero es entender que el modelo evaluativo debe ser más amplio. No se puede restringir a lo académico. Este es un problema que ya se ha planteado con Pisa, porque cuando una escuela funciona bien, tiene un impacto social enorme, pero esto no lo estamos midiendo. Solo nos estamos centrando en determinados resultados. Pero muchos aspectos cualitativos se nos están escapando. Por otro lado, se sabe que las competencias socioemocionales tienen un impacto en el rendimiento académico. Esto es un hecho. Mejorar la autoestima de los estudiantes tiene repercusiones en su experiencia académica.

El desafío que tenemos ahora es crear planes para que los estudiantes aprendan y se beneficien de las competencias socioemocionales. Pero para que las competencias socioemocionales tengan impacto necesitan un plan de formación que vaya desde el comienzo de la escolaridad hasta los últimos años. Y al igual que las matemáticas se aprenden en un programa continuo, las competencias socioemocionales también deberían aprenderse de manera evolutiva.

S.E.: ¿La escuela debería enseñar ética y ciudadanía dentro del programa curricular o de una manera transversal en las diferentes asignaturas?

A.H.: Las competencias socioemocionales necesitan estrategias transversales, pero también su tiempo explícito. Para eso, se les dedica lo que llamamos en España tutoría. Durante esta hora se enseña de una manera explícita estas capacidades, para que tengan repercusiones en la vida académica. Se enseña cómo ser empático y asertivo. También se hace un trabajo de introspección, para que los estudiantes sepan cómo se sienten y aprendan a comportarse en las diferentes situaciones. Hay que aprender a conocerse a sí mismo, como se aprende a leer y a multiplicar. Tenemos que tomarlo en serio y crear programas de manera explícita.

S.E.: ¿Qué rol debe desempeñar el educador con las nuevas tecnologías?

A.H.: Sin las pedagogías clásicas, las pedagogías modernas que se fundamentan en la tecnología serían un fracaso. Lo más importante de la tecnología es permitirle al profesor se dedique a lo mejor que sabe hacer: acompañar y guiar a los alumnos. Antes, el profesor tenía que dedicarse a transmitir durante una hora los conocimientos. Sin embargo, ahora la tecnología puede hacerlo muy bien, con un video, por ejemplo. Esto libera al profesor y le puede permitir centrarse en las necesidades de cada alumno. No se trata de tecnologizar la escuela, sino de humanizar la tecnología. El profesor puede dedicarse a su labor más importante, que es guiar a los estudiantes, resolver dudas, asesorarlos.

Tomado de SEMANA. Educación
http://www.semana.com/educacion/articulo/como-ensenar/484206

Tres formas para decirle no al matoneo escolar en colegios

Tres de cada 10 estudiantes de quinto de primaria a grado 11 de colegios públicos y privados del centro del país han experimentado alguna situación de acoso o matoneo, y no solo como víctimas: también como testigos e incluso como victimarios, según estadísticas del Dane.

Para el español Iñaki Piñuel, doctor en psicología y reconocido autor de publicaciones sobre acoso laboral y escolar, este fenómeno afecta a niños de todas las edades en el entorno estudiantil, y aun así todavía no se le da la importancia que requiere.

El experto sostiene que esta falta de atención hace que, desde pequeños, los niños que son acosados por sus pares carezcan de autoestima, se sientan solos y caigan en cuadros depresivos que, de no tratarse adecuadamente, pueden terminar en suicidios, como ocurrió con Sergio Urrego, el adolescente de 16 años que acabó quitándose la vida en un centro comercial de Bogotá, porque, según los resultados de las investigaciones adelantadas por las autoridades, había sido discriminado en su colegio por su condición sexual.

Casos como este han motivado a académicos, fundaciones y particulares a combatir este fenómeno que, de acuerdo con recientes estudios –como uno hecho el año pasado por el departamento de psicología de la Universidad de Warwick y publicado en ‘The Lancet Psiquiatry’–, deja secuelas profundas en las personas, que solo pueden superarse en la edad adulta. Las siguientes son tres iniciativas que han sido aplicadas con éxito en entornos escolares violentos, para enfrentar el matoneo.

1. Mapa en la web

El ingeniero industrial David Rojas lidera Amis, la primera página web en el país dedicada a detectar casos de acoso escolar con la ayuda de padres, estudiantes y profesores. Es un sistema de inteligencia artificial que hace análisis exhaustivos de las personas involucradas en una situación de este tipo, para así conocer las razones que motivan al victimario a proceder de esa forma, y a la víctima, a callar. La web (amis.com.co) se alimenta de los datos proporcionados por padres, educadores, directivos e incluso de denuncias anónimas de los estudiantes de los colegios inscritos en el programa, que luego son verificadas por los docentes. Rojas explica que los casos de abuso en los colegios se deben ver desde todas las perspectivas. “Hemos visto casos en los que un niño molesta a otro, no porque sea un matoneador, sino porque el otro niño también lo ha atacado. No se puede satanizar al que ataca, porque puede haber muchas razones para que lo haga”, afirma Rojas.La herramienta también evalúa a los grupos y permite identificar a los líderes positivos del salón, quienes pueden incluir a las víctimas de un acoso en sus grupos para intentar alejarlas del problema.

Este ingeniero industrial insiste en que “la idea no es que los padres saquen a los niños de los colegios, sino que la comunidad estudiantil aprenda a manejar estos casos de forma adecuada”. Para elaborar los perfiles, el sistema se alimenta con datos de la víctima y del victimario, a partir de los cuales identifica y mide sus comportamientos y deja en evidencia aspectos relevantes en situaciones de acoso. La plataforma es útil para padres, docentes y psicólogos, pues orienta sobre cada paso que debe darse.

2. Test para medir el daño

El psicólogo español Iñaki Piñuel visitó el país para implementar su escala Cisneros (Cuestionario Individual sobre Psicoterror, Negación, Estigmatización y Rechazo en Organizaciones Sociales), que evalúa 43 conductas de acoso psicosocial para establecer los efectos de la violencia en ciertos entornos. Los estudiantes reciben un test que los confronta con afirmaciones como “No me hablan”, “Les prohíben a otros que jueguen conmigo”, “Me obligan a hacer cosas peligrosas para mí” y “Me esperan a la salida para meterse conmigo”, y les permite manifestar si son víctimas de estas conductas, con qué frecuencia y qué tanto los afecta. El mecanismo indica la gravedad e intensidad del daño y orienta a rectores, profesores, padres y al estudiantado sobre cómo actuar.

En una de sus tesis más controversiales, Piñuel, quien dice estar aplicando con éxito la escala en escuelas de España, afirma que las secuelas que deja el matoneo en los niños se pueden comparar a las del conflicto armado. “El matoneo en forma repetitiva genera estrés postraumático, al mismo nivel que se produce en una víctima de conflicto”, dice el experto, quien ha llevado la iniciativa a Uruguay, Argentina, México y Costa Rica, y que en agosto capacitará a docentes de colegios oficiales. Según él, en muchos casos hay un pacto de silencio frente al acoso. “Es como si los colegios miraran hacia otro lado creyendo que con el tiempo las cosas se solucionan solas”, concluye.

3. Contra el acoso sexual

Los niños de primaria de la institución educativa San José, situada en Jericó (Antioquia), están aprendiendo a prevenir el acoso sexual por medio de la capacitación (desde el grado primero) sobre el respeto de su cuerpo. El programa ‘Félix y Susana’, creado por la fundación Sura, no solamente busca prevenir los embarazos adolescentes y el matoneo, sino también que los niños aprendan a denunciar casos de acoso sexual y de violencia intrafamiliar. La iniciativa está compuesta por un material didáctico y gráfico que no solo se imparte en las clases, sino que se cuelga en las paredes de los salones para que los menores tengan un recordatorio constante de cuáles son las conductas que pueden considerarse acoso sexual o escolar.

Para Olga Cadavid, docente de la institución, ‘Félix y Susana’ se ha convertido en una herramienta para que “los niños conozcan sus derechos y la forma como deben cuidarse. Hoy, los alumnos no son tan frágiles como cualquier niño que no cuenta con la información necesaria”, sostiene. A pesar de su corta edad, niñas como Mariana Arias*, de cuarto de primaria, dicen que antes, cuando los hombres les gritaban “cosas incómodas” desde las tiendas o las casas, ellas solamente pasaban y agachaban la cabeza. Hoy, la situación es distinta: ya les cuentan a sus padres, docentes y, además, exigen respeto. “La sana convivencia no es solo que no nos gritemos o que no nos peguemos en el colegio, sino que cumplamos con lo primordial: el respeto”, afirmó la menor. El modelo ha sido tan exitoso en algunos colegios del país –por la forma como los niños han superado el tabú frente a la denuncia del acoso sexual–, que motivó la reciente visita de miembros de la Secretaría de Educación de El Salvador, los cuales quieren implantar la iniciativa en sus escuelas.

Tomado del ELTIEMPO.COM
LAURA AGUILERA JIMÉNEZ
Redactora de EL TIEMPO
http://www.eltiempo.com/estilo-de-vida/educacion/matoneo-escolar-metodos-de-control/16659995

5 formas de motivar a tus hijos en la escuela

Es posible que tu hijo quiera sacar buenas notas pero que aunque quiera hacerlo parece que no lo demuestra o que sus acciones indican que le da igual acabar el curso con unas notas inferiores a las que realmente es capaz de sacar e incluso que suspenda. Ningún niño quiere suspender, a todos les gusta sentir la satisfacción de sacar buenas notas pero necesitan creer realmente que pueden hacerlo.

Querer es poder, a cualquier edad y ante cualquier circunstancia (mientras las capacidades lo permitan). Por eso es necesario que los niños cuenten con el apoyo de los padres para que sepan que tienen todo su cariño y que el esfuerzo siempre será recompensado. Pero, si tu hijo quiere hacerlo pero le falta motivación, ¿cómo puedes ayudarle para que la encuentre?

1. Ten una buena comunicación

Es necesario que la relación con tu hijo sea una comunicación abierta y sincera. De esta manera se sentirá motivado para contar contigo siempre que lo necesite, habrá confianza y cuando tenga problemas serás ala primera persona que recurra. Es importante que no vayas en su contra y que pese a todo, sienta que siempre estarás de su lado. De esta manera se conseguirá que los niños no tengan ansiedad o se sientan frustrados ante los fracasos y puedan tener más probabilidades de encontrar en los errores una forma de aprendizaje.

2. Ten en cuenta sus emociones

Las emociones son muy importantes para el rendimiento académico de los niños. Si un niño no está bien emocionalmente por las circunstancias que sean (problemas en el hogar, no tiene amistades, enfermedades, etc.) es más complicado que tenga un buen rendimiento académico.Por este motivo es necesario asegurarte de que tu hijo está bien y que está equilibrado emocionalmente. En caso de que haya algo que le perturba, será necesario trabajarlo cuanto antes para que pueda reequilibrar sus emociones.

3. Añade reglas

Las reglas son necesarias para que los niños sepan qué se espera de ellos a cada momento y que de este modo puedan interiorizar poco a poco sus responsabilidades. Los niños deben entender que si practicas baloncesto cada día, serás bueno jugando a este deporte. Que los adultos sólo cobran a final de mes cuando realizan su trabajo… entonces ellos deben saber que sólo serán buenos estudiantes si se implican en ello. Además, después de cumplir las reglas puede tener recompensas como que vaya algún amiguito suyo a casa el viernes a jugar después de haber hecho todos los deberes durante la semana y de haberse esforzado. Verá una buena recompensa y querrá conseguirla.

4. Establece un horario de estudio

Si tu hijo no tiene capacidad para poder organizar su estudio o sus deberes, entonces necesitará que le guíes y le orientes para que sea capaz de seguir un ritmo y además al ver tu seguimiento se sentirá más motivado a hacerlo mejor. Puedes crearle una estructura o un horario y ponérselo en la pared de su dormitorio para que pueda verlo cada día, tenerlo como referencia y que de este modo sea capaz de interiorizarlo y hacerlo por él mismo con el tiempo. En este horario podrás indicarle su tiempo de estudio cada día, los tiempos de descanso y las asignaturas que debe hacer más hincapié. Además deberá tener un lugar de estudio y deberéis ser conscientes de que tendrá que haber un equilibrio en la vida. El tiempo de ocio y de diversión es casi igual de importante que el tiempo de estudio. Los niños necesitan ser niños ante todo.

5. Habla con el maestro

Es muy importante que sigas lo que ocurre en la escuela y saber cuál es el rendimiento de tu hijo. Debe sentir que estás implicado/a y que te interesa su evolución de en la escuela. Si es necesario puedes comunicarte habitualmente con el maestro para saber su rendimiento y organizar algún plan de trabajo entre la escuela y en casa para trabajar de forma lineal.

Tomado de Etapainfantil.com
MARIA JOSÉ ROLDÁN
Pedagoga terapéutica y Psicopedagoga.

Fechas importantes tercer periódo académico

Atención Comunidad Educativa:

Les informamos las fechas importantes correspondientes al tercer periodo académico. (06 de julio al 09 de septiembre)

Entrega de Boletín Parcial III Periódo 20 De Agosto – Horario Asignado

Evaluaciones Finales III Periódo 29 De Agosto Al 02 De Septiembre

Nivelaciones III Periódo 05 Al 09 De Septiembre.

¿Qué se debe enseñar en el siglo XXI?

El experto español se ha dedicado a la investigación sobre educación desde hace muchos años. En el proyecto Escuela21, por ejemplo, recorrió escuelas y colegios para compartir y divulgar...

Tres formas para decirle no al matoneo escolar en colegios

Tres de cada 10 estudiantes de quinto de primaria a grado 11 de colegios públicos y privados del centro del país han experimentado alguna situación de acoso o matoneo...

5 formas de motivar a tus hijos en la escuela

Es posible que tu hijo quiera sacar buenas notas pero que aunque quiera hacerlo parece que no lo demuestra o que sus acciones indican que le da igual ...

Fechas importantes tercer periódo académico

Atención Comunidad Educativa: Les informamos las fechas importantes correspondientes al tercer periodo académico. (06 de julio al 09 de septiembre).

20
Años

1996 - 2016

"Formando personas con pensamiento universal, con alta calidad académica y humana"

GRACIAS
por ser parte de la
GRAN FAMILIA ANDINA

Contáctenos

Preescolar - Primaria - Básica Secundaria y Media Técnica
Nivel Icfes “MUY SUPERIOR”
Licencia de funcionamiento 0159 del 09 de Agosto de 2015
Código DANE 341001005652

Carrera 31 No. 18A - 50 Buganviles

877 46 56

colandes96@gmail.com

Neiva Huila Colombia